TU AUSENCIA   (II)

 

 

 

Grité desde el silencio de tu ausencia... corazón

En la amargura de mi soledad.

Grité para imponerle a mi conciencia

Que ya no despertabas mi ansiedad.

Grité para borrar de los recuerdos... nuestro amor

Para borrar tus huellas nada más,

Pero se muere mi alma en dos segundos

Si tengo que decir que ya no estás.

 

Es que al llegar las noches

Con los fantasmas que atormentan mi dolor,

Siento el perfume de tu piel que aun vive en mí

Que me acaricia de una forma tan sutil.

Y atrapo tu figura

Entre mis manos tan desnudas de tu amor,

Que te rescatan del recuerdo y siento así

Tus dulces besos y hasta tu respiración.

De pronto ya despierto...

Ver en penumbras que tus sombras de cristal,

Se van muriendo ante la luz del ventanal

Llega tu ausencia en la mañana una vez más.

Ya no vive aquí,

Ya no vive aquí,

Ya no vive aquí...

Ya nunca volverá.

 

No sé por qué dejamos de querernos... yo no sé

En qué momento marchitó la flor.

No sé por qué dejamos de adorarnos

Sin darnos cuenta, se murió el amor.

A quien se arrime a preguntar por ella... sabe Dios

A quien su nombre lo traiga hasta mí,

Que sepa siempre que me sangra el alma

Si tengo que decir: “No vive aquí”.

 

Letra : Eradio Ignacio Minotti

Música : Tito Ferrari  (Santiago Grammático)

 

 

AtrásMenú Principal