TESTAMENTO DE UN CURDA

 

 

 

Compañeros del escabio, pronto me voy a morir

Y es por eso que al partir, les pido me concedan un favor,

Yo quiero que mi cajón tenga forma de barril

Para la línea seguir cuando falle el de la zurda...

Porque es gloriosa pa´ un curda, de esta manera partir.

 

Nada de flores muchachos, no cometan ese error

Traigan tinto y semillón que es lo que marca la ley,

Saquen las sillas también, pongan barriles de vino

Y cuando estén aburridos mándense sus buenos tragos...

Quiero que todos mamados se despidan de este amigo.

 

Quiero que mi velatorio, sea como un casamiento

Nada de hacer aspavientos ni llorar por el finado,

Quisiera ser enterrado, allá en San Juan o Mendoza

Y que se cave la fosa donde exista algún viñedo...

Para tener el consuelo de estar siempre envinado.

 

Cuatro caballos retintos que tiren de mi carroza

Y en la cruz, en vez de rosas, cuelguen racimos de uva,

Los cocheros que sean curdas, mi mortaja color borra ´e vino

Y otro favor más les pido, en mi lápida poner:

Aquí  yace... un borracho empedernido.

 

Dejo aquí en mi testamento, que se construya un asilo

Que en vez de leche den vino y sea  pa´ viejos beodos,

También dejo para todos los que prosigan mi tren

Añeja grapa, fernet, anís, moscato y guindado...

Yo quiero que mi legado sepan cumplirlo de ley.

 

Letra : Juana María González y Rodolfo Palacios (Walter Chiodini)

Música : Enrique Mora  (Enrique Fausto Mora)

 

Grabado por el cuarteto de Enrique Mora con la voz de Roberto Campos. (1955)

 

 

(colaboración enviada (letra) por el amigo Alcide Perucca. 03-2013)

 

AtrásMenú Principal