TAMBIÉN SIN VOS

 

 

Resucité, miré el reloj

Algo me dijo que era el tiempo para mí,

Tiré las pilchas del dolor

Rezago de un ayer,

Raídas por la noche hostil;

No sé muy bien lo que pasó

Hasta el espejo se sonrió cuando me vi,

Llovieron ráfagas de luz

Mojándome la piel,

Y mi alma se puso a latir.

 

Y empecé a soñar sin temor

Con las alas abiertas al cielo,

Bailando al vaivén mecedor

De las suaves caricias del viento.

Tangueó su emoción un malvón

Con su tez de algodón,

Y mi amor al fin comprendió

Que hay otras vidas también sin vos.

 

Resucitó, mi corazón

Estaba exhausto ya cansado de dormir,

Se regodeaba en su sopor

Lamiendo su pesar,

Absurdamente muerto y gris.

No sé muy bien como pasó

Pero ya sé, también sin vos crece el jazmín,

Y siempre habrá otro amanecer

Y noches a estrenar,

Y pilchas nuevas para mí.

 

Letra : Máximo Blostein

Música : Miguel Barci

 

 

AtrásMenú Principal