LAS DOCE MENOS CINCO

 

 

 

Doce menos cinco: medianoche en puerta

Se hace mil rumores, cada sombra incierta,

Bajo el parpadeo tenue de un farol

Duerme el arrabal en brazos de Dios.

Sombre entre las sombras que cobrara vida

Cruza entre la flecha de una luz partida,

Llega a una ventana, nombra a una mujer

Y unos labios dicen su querer.

 

Llega entrecortada la palabra hecha emoción

Hablan del ayer, del tiempo que se fue,

Dicen de otras horas que ha vivido el corazón

Horas que ya nunca han de volver.

Ella se refugia en su mirar

Ojos que aprendieron a llorar,

Lágrimas de luna le traicionan su dolor

Llora el cielo su amor.

 

Suenan en la noche, pasos conocidos

Y entre dos patrullas cae el evadido,

Hay dos rosas rojas, sangre en el umbral

Flores de adiós, firma de ritual...

Otra vez cadenas, otra vez la sombra

Número de nuevo porque así se nombra,

Pasos que se pierden, ecos de un adiós

Y... mientras da las doce, un carillón.

 

Letra : Luis Jorge Bates

Música : Agustín Bardi

 

 

(colaboración enviada (letra) desde Villa Carlos Paz, por el amigo Héctor Pizarro. 01-2014)

 

 

AtrásMenú Principal