LA DALIA

 

 

 

Más que un recuerdo es como una herida

Que llevo en mi alma a tu infiel amor,

Tus juramentos de pasión fingida

Y el beso ardiente de mi dolor.

Ya que has dejado mi alma estrujada

Hoy que la suerte te aparta de mí,

Sólo te pido que lleves guardada

Aquella dalia que yo te di.

 

Porque llegó a adorarte

Mi triste suerte,

No llegaré a olvidarte

Ni aun en la muerte.

Olvidarte es imposible

Si es tan grande mi pasión,

Que destrozó sin quererlo

A mi corazón.

 

Es una historia de amor que se esfuma

Como las otras, se esfuman también,

Como las brisas y como las brumas

Como la dalia, como mi bien.

Pobre y triste ilusión la que ayer

Que en locas ansias yo hube forjado,

Si nunca, nunca más podrá volver

Como la dalia que te entregué.

 

Mi corazón se abandonó
Quiso olvidar, buscó placer,
Y consiguió sólo llorar
Para ir muriendo en tu querer.
Mi corazón como la flor
Por ti se fue, por ti murió,
Falto de amor, falto de fe
Es como la dalia que se secó.

 

Letra : Juan Ángel Bordoni

Música : Oscar Cianciarulo

 

 

AtrásMenú Principal