HOY TE TRAIGO UNA ROSA

 

 

 

Hoy te traigo una rosa, como aquella tarde

Cuando al pie de la reja en el viejo Belgrano,

Encendía mis sueños rozando tus manos

Y en tus ojos tejía secretos de amor.

Hoy te traigo una rosa, como aquella tarde

Que besando tu boca apretaba en mi pecho,

El latir de tu pecho, inquieto, apurado

Logrando agitado... ¡Ay!... Su sueño de amor.

 

Te quedaste en mi vida desde aquel entonces

Marcando en mis horas campanas de bronce,

Tu sangre a las once me daba las doce

Para darle apuro a mi corazón.

Me llenaste la boca de miel y cerezas

Perfumaste mi piel con tu piel de princesa,

Se dormían mis ojos guardando cual presa

El color que a tus ojos le daba el amor.

 

Hoy te traigo una rosa, como aquella tarde

Pretendiendo que el tiempo en tu vida es temprano,

Añorando que pueda, tomando tus manos

Remojar esos labios de extraño dulzor.

Hoy te traigo una rosa, que sangra mi mano

De apretar en sus tallos el tiempo lejano,

Por temor que mis labios cruzando tus labios

No agiten tu pecho... en beso de amor.

 

Coda:

Hoy te traigo una rosa

Del color de la sangre de tu corazón...

 

Letra : Eradio Ignacio Minotti

Música : Tito Ferrari  (Santiago Grammático)

 

 

AtrásMenú Principal