El ROSAL DE MIS AMORES

(vals)   (1927)

 

 

Recitado:

Después de lo ardiente

De un tango fatal,

Un vals inocente

De un alma que siente,

Resulta ideal.

 

Este vals, alma querida,

Está escrito para ti.

En el jardín de mi vida

Yo planté un rosal de amores,

Y eran tan lindas sus flores

Que de todos era envidia.

 

Mas tantas rosas cortaron

Del rosal que yo planté,

Que hojas y ramas se ajaron

Y sin rosas me quedé.

 

Pero el amor,

Que es un niño lindo y ciego,

Y un cazador

Que flechea al corazón,

Sin yo saber

Me lanzó un dardo de fuego,

Y a encender volvió de nuevo

El volcán ardiente de mi pasión.

 

Y fue por ti

Virgen de ojos soñadores,

Mujer gentil

De belleza angelical,

Por quien brotó

El rosal de mis amores,

Y al calor de tus caricias,

Flor de delicias

Dará el rosal.

 

Si con tus manos divinas

Lo cuidas vos con amor,

Será un rosal sin espinas

Y estará por siempre en flor.

Siendo vos su jardinera

Brotará con fuerza tal,

Que la misma primavera

Tendrá envidia del rosal.

 

Letra y música : José María Marcel

 

 

AtrásMenú Principal