EL COLOR DE BUENOS AIRES

(2006)

 

 

Saco azul, palco congelado

Terciopelo negro y luna llena,

Rivadavia y Rincón en el espacio

Y tu melena.

 

Con las voces del tráfico encendidas

Y la magia nocturna de los tangos,

Se han ido acomodando nuestras vidas

En este extraño sueño ciudadano.

 

Cuánta ciudad para un niño que amanece

Pero cuántas mañanas tibias en los bares,

Con paraguas y lluvia por la calle,

Como un gorrión el color de Buenos Aires.

 

Y me acuerdo de los árboles de infancia

De veredas rotas que ya andaba,

De los días en sepia y de la radio

Que lastimaba.

 

Desde el Puerto hasta el viejo Cementerio,

De Pompeya hasta el Río de la Plata,

Se conformó la cruz de nuestras vidas

Bajo un cielo prendido de nostalgias.

 

Letra y música : Edgardo Acuña

 

 

AtrásMenú Principal