DOS LÁGRIMAS TIBIAS

 

 

 

Al templo llegó, creyó que soñaba

Y al verse rodeada, hondo suspiró,

Del coche bajó, toda temblorosa

Y mirando al cielo, más fuerte rezó.

Luego más feliz, serena, radiante

Como una ilusión llegó hasta el portal,

Sonaron acordes del “Ave María”

Que llenaron plenos la gran Catedral.

 

Suspirando...

Con su traje deslumbrando,

Al altar iba llegando...

Para ofrecerle a su Señor

Con su vida...

La pureza que encerraba,

La virtud que la adornaba

La tibieza de su amor.

 

Y ese instante, lo vivía palpitante

De alegría rebosante,

Con un canto arrobador

Tras el velo...

Ya colmados sus anhelos,

Su carita cual un cielo

Reflejaba su candor.

 

Recitado:
Esposa ante Dios de aquel que la amaba,

Feliz regresaba con su protección,

Era novia aun y así primorosa

Esbelta, dichosa, a todos sonrió...

 

La marcha nupcial, con ecos divinos

Las fibras de su alma, toda conmovió,

Dos lágrimas tibias surcaron su rostro

Dos lágrimas tibias que hablaban de amor.

 

Letra y música : Victorio Manuel Ficcarrotti ,

                         Juan Antonio Manzur y

                         Jorge Dragone

 

Grabado por la orquesta de Juan Antonio Manzur con la voz de Héctor Morales.

 

 

(letra obtenida de la grabación) (con colaboración del amigo CésarElEmperador)

(colaboración enviada (grabación) por el amigo Erasmo Marulanda. 05-2014)

 

 

AtrásMenú Principal