DORITA

(1931)

 

 

Una tarde pensativa me vio

En un rincón tristemente pensar,

Se acercó presurosa hacia mí

Y una lágrima en sus ojos brotó.

 

Es tan triste, me dijo, el recuerdo

Que conservo de un tiempo mejor,

Que volviendo a vivirlo no puedo

Contener mi penoso dolor.

 

Dorita, ¿Por qué llorar?

Dorita, ¿Por qué llorar?,

Si mi amor y mi cariño

Siempre sincero, tuyo quedó.

 

Dorita, ¡Llorar es bueno!

Dorita, ¡Mi amor, mi vida!,

Así decía mientras sus brazos

Me aprisionaban con tierno amor.

 

Olvidando aquel tiempo pasado

En este pecho nació un nuevo amor,

Sin pensar que los celos traidores

Dejan huella de mudo dolor.

 

Recordando que un día sin penas

En los brazos del vicio caí,

Lloré siempre el cariño perdido

En un llanto cambió nuestro amor.

 

Letra y música : Juan Cruz Mateo

 

Grabado por Juan Carlos Marambio Catán con el acompañamiento en piano de Juan Cruz Mateo.

Grabado por Blanquita Negri con el acompañamiento de la orquesta de Jaime Planas. (1932)

Grabado por Imperio Argentina con acompañamiento de guitarras.

 

Blanquita Negri: María de la Paz Díaz de Liaño (Bierzo, León, España)

Imperio Argentina: Magdalena Nile del Río  (Buenos Aires, Argentina)

 

 

(colaboración enviada (letra y grabación) desde Colombia, por el amigo Sergio Bravo Uribe. 11-2013)

 

 

AtrásMenú Principal