DOLOR WOLOF

(milonga candombe)

 

 

Nicolás salió contento

Del trigésimo fracaso,

No sabe leer arreglos

Apenas lee castellano.

Pero sí que toca el piano

Como le enseñó su padre,

Bien milonga, bien tumbado

Algo descontrolado.

 

Pero, típica, la orquesta

Prefiere un profesor.

Esta vez me voy en serio

Me cruzo el charco de barro,

Afino el repique, el chico

Y dejo de tocar tangos.

 

Pero no pierdo la herencia

Del convento en San Cristóbal,

Esa yumba nos hermana

Y también nos interroga:

¿Por qué acá para ser negro

hay que estar en Uruguay?

 

En su memoria de sangre,

Dolor Wolof de los antepasados,

Encadenados en Goreé,

Y apretados en un barco

Como piezas apiladas de ajedrez.

 

Se alejó hacia el horizonte

Como el último mohicano,

Llevó la foto del "Mudo"

Pero malvendió su piano.

En el barco por la borda

Se miraba reflejado,

Divisó la costa hermana

Con los ojos colorados.

 

¿Por qué acá para ser negro

hay que estar en Uruguay?

Mirá qué pueblo tan manso

Como no pueden odiar.

Mirá que pueblo tan fuerte

Cómo pueden aguantar.

 

Letra y música : Acho Estol  (Horacio Estol)

 

 

(colaboración enviada (letra) por el amigo Pablo Olaizola. 11-2013)

 

 

Álbum: Tango Agazapado

Año: 2003

Sello: Acqua Records

 

M ú s i c o s

Dolores Solá: voz

Horacio 'Acho' Estol: guitarra, arreglos

Juan Valverde: vientos

Patricio Cotella: contrabajo

Martín Cecconi: bandoneón

 

I n v i t a d o s

Antonio Birabent: voz

Liliana Herrero: voz

Luis Volcoff: bajo

Manuel Onís: bajo

Ramiro Gallo: violín

Osvaldo 'Marinero' Montes: bandoneón

Carlos Corrales: bandoneón

Julián Peralta: piano

Andrés Linetzky: piano

Pol Neiman: percusión

Federico Tellechea: percusión

 

Avalados en su Argentina natal por el "Premio Gardel 2004" a la mejor propuesta del N u e v o  T a n g o ,

ya desde sus inicios el grupo 'La Chicana' se había convertido con extraordinaria rapidez en una revelación

para todos aquellos que han visto revitalizarse al tango como un estilo musical perfectamente vigente,

dotado además de un renovado espíritu transgresor que lo ha convertido

en una de las músicas más atractivas del nuevo milenio.

Con un sonido de enormes posibilidades expresivas y con una alta capacidad de mutación

que le permite moverse con soltura entre la sorpresa y la tradición.

 

 

 

AtrásMenú Principal