CUATRO COPAS

(1955)

 

 

Ya cuatro copas he bebido en esta mesa

Y algo de alcohol se me ha subido a la cabeza,

Para obligarme a meditar en el ayer

Cuando feliz,

Me acompañaba tu querer.

Qué diferente mi vivir entonces era,

Cantaba el alma su canción de primavera,

Imaginando que borracho de ilusión,

Tenía cuatro copas

Por vos, mi corazón.

 

Son felices los que viven embriagados,

De amor, y sólo saben

Que están enamorados;

Ellos beben el sol, la primavera,

Y encienden en el beso

La gloria del amor.

Yo quisiera llevar hasta mis labios,

De amor la copa llena

Para olvidar agravios...

Los agravios de tu adiós que me dejó,

La sed que en un engaño

Voy matando con alcohol.

 

Si me ha olvidado tu querer y en mi tristeza

Qué puedo hacer sino buscar en esta mesa,

Este consuelo mentiroso del alcohol

Que a mi dolor,

Le da esperanzas de tu amor.

Tu gran amor que fue la dicha prometida

Y que hoy podría rehacer mi triste vida,

Triste y deshecha por el vicio sin perdón,

De hundir en cuatro copas

De alcohol, mi corazón.

 

Letra : Mario César Gomila

Música : Gabriel “Chula” Clausi

 

 

AtrásMenú Principal