YO NO DIGO QUE TODAS

 

 

 

 

Yo era un simple muchacho provinciano

Que llegaba soñando a la ciudad,

El misterio del verso en una mano

Y en la otra, un corazón de verdad.

 

Por humilde timidez de niño pobre

No se atreve a elegir cuando es mayor,

Y la vida, le reserva lo que sobre

El injusto reparto del amor.

 

Fue así...

Como llega con su vida fracasada,

La mujer...

Que el destino me tenía reservada.

Como llegan los desechos de un naufragio

Que en la orilla va dejando la resaca,

Como llega a la boca del hambriento

Algún resto manoseado del festín.

Fue así...

Yo no esperaba de un jardín, no más que flores,

Y no vi...

El gusano que se arrastra en la hojarasca.

 

Recitado:
Mi error, fue que supe perdonarle

Lo que pocos pudieron comprender,

Y esperaba el milagro de ser: ¡Madre!

Que redime de su culpa a la mujer.

 

Pero aquella prefirió ser tierra seca

Y mi siembra de amor, no se me dio,

Y quedé como un juguete, abandonado

Un muñeco tirao en un rincón.

 

Coda:

Yo no digo que todas son malas

Pero una, conmigo, sí lo fue...

 

Letra y música : Nito Farace  (Salvador Pablo Farace)

 

Grabado por Armando Laborde con el acompañamiento de la orquesta de Normando Lázara. (1958)

 

 

(letra obtenida de la grabación)

 

 

AtrásMenú Principal