TE BUSCAN

 

 

 

 

Me preguntan por vos, ahí en la puerta,

Es un hombre sencillo y balbuceante,

Tiene angustia y dolor en su semblante...

“Vengo a buscarla”, dijo, “Es mi mujer”.

Una linda pebeta de su mano

Con tremenda inquietud me contemplaba,

Levantate y andá, no digas nada

Le prometí que irías a atender.

 

En fin, ahí tenés tus cosas en la mesa

Final de novelita simple y triste,

Dijiste que eras libre, me mentiste

Y yo no quiero cargos de conciencia.

En fin, resignación y hacerse el gil

Si chilla el corazón.

 

Si pudiera confiar te arrancaría

Con las manos en cruz sobre tu pecho,

La promesa formal que esto que has hecho

No volverá a mancharte el corazón.

Perdoná si no voy hasta la puerta

Y como hombre educao no te acompaño,

No quiero gratitud de ojos extraños

Que me hurtarán los tuyos con razón.

 

Letra : Ernesto Cardenal

Música : Antonio Nevoso

 

Grabado por Reynaldo Martín con acompañamiento de conjunto.

 

 

(colaboración enviada (letra y grabación) por el amigo Daniel Araque. 04-2011)

 

 

AtrásMenú Principal