TANGO TRISTE

 

 

 

 

Tango triste

Que como un viejo lamento,

Parece que lleva el viento

Todo el dejo compadrón;

Y cuando alguna pebeta

Se ha prendido a su manera,

Está el alma arrabalera

Hablando en el bandoneón.

 

Tango triste

En tus notas populares,

Desbordan viejos cantares

De mi querido arrabal.

Buenos Aires fue tu cuna

Allí tejiste tus galas,

Y fuiste bailando en salas

De renombre universal.

 

Tango triste

Sos el grito lastimero,

Cuando esgrimiendo su acero

El taita del arrabal,

Supo jugar su destino

Cara a cara, frente a frente,

Para erguirse más valiente

En la contienda rival.

 

Tango triste

Nacido en nuestro suburbio,

Que entremezclado en lo turbio

De un mísero callejón;

Te bailan los muchachos

Al compás del organito,

Y cada tango fue un grito

En el propio corazón.

 

Tango triste

Sos el pasado y el presente,

Que palpita en el ambiente

De la musa nacional;

Y mientras exista un criollo

Hecho al sano sentimiento,

Vibrará tu dulce acento

Como un eco de arrabal.

 

Letra y música : Andrés Pérez Cuberes

 

 

AtrásMenú Principal