TANGO    (III)

 

 

 

 

Le aferró la cintura

Y la atrajo a su frente,

Justo fue en el momento

Que su cuerpo tembló,

En que un son recorría

Esa pista desierta,

Del salón de sus sueños

De su sueño de amor.

 

Le marcó el primer paso

Deslizando su mano,

Y en un duelo tanguero

Se entregó a su vaivén;

Mientras tanto la orquesta

Derramaba sus notas,

Y en el aire flotaba

El rumor de un violín.

 

Fue entre corte y quebrada

Que su mente volaba,

Y en un ocho y sentada

Sucumbió de placer;

Y en un roce afiebrado

Recorrió su mejilla,

La mejilla del hombre

Que soñó sin querer.

 

Y voló enamorada

Sobre un tango bien “rante”,

Y fue cierto el instante

De su sueño real;

Cuando su hombre, discreto,

Deslizó en su cintura,

Esa orden de arrime

Que la hizo estallar.

 

Letra : Juan Carlos Martínez

Música : ---

 

 

(colaboración de su autor, el amigo Juan Carlos. 02-2010)

 

 

AtrásMenú Principal