TANGO ARGENTINO    (II)

 

 

 

 

Floreció el Tango Argentino

Del vientre de una guitarra,

Cual racimo que en la parra

Nos promete el mejor vino.

Nació libre y peregrino

Se crió noble y luchador,

Nostalgioso y soñador

Como el hombre de esta tierra...

Que con el alma se aferra

A su ilusión de cantor.

 

En él se mezclan, dolor

Alegrías y tristezas,

Para el amor es terneza,

Angustia en el sinsabor,

Consuelo para el temor

Recuerdo para el olvido,

Pasión por lo conseguido

Grito libre del que es fuerte...

Y al momento de la muerte

Llanto para el ser perdido.

 

Su letra la han concebido

Los más ilustres poetas,

Que en décimas y cuartetas

Dejan su verso sentido.

En el mundo fue aplaudido

Y es “señor” donde se cuadre,

Si guitarra fue su madre

Fue su intérprete más fiel...

El gran Carlitos Gardel

Y un bandoneón fue su padre.

 

Letra y música : Rubén Serrano

 

 

(colaboración enviada por su autor, el amigo Rubén Serrano. 09-2011)

 

 

AtrásMenú Principal