LAS ESCONDIDAS

(2004)

 

 

 

Si fuimos jugando los dos en la vida

El juego inocente de las escondidas,

Al hacer balance ya no hay Dios que alcance

Para perdonarnos la cruel diversión.

 

Te oculté los vueltos de malas monedas,

Vos, tu limpia risa y aun cuánta te queda,

En sitios sin dueño dejamos los sueños

Así nadie encuentra vestigios de amor.

 

Te invito a que grites como cuando niña

Después de algún beso o de alguna riña:

¡Piedra libre al negro detrás del sillón!

Para correr, para alcanzarte

Y por fin librarte

Del hollín del corazón.

 

Si tu llanto juega a las escondidas

Con mis dos verdades, con mis cien mentiras,

Quisiera encontrarlo, pedirle perdón

No importa la cuenta, llegaré al millón.

 

Buscando perdimos, también aprendimos

A ocultar lo puro tras lentes oscuros,

Sentimos vergüenza de lo que se piensa

Y hasta la conciencia jugó y se escondió.

 

Letra : Carlos Ceretti  (Carlos Alberto Ceretti)

Música : Oscar Pometti  (Oscar Abel Pometti)

 

 

AtrásMenú Principal