LA QUE NUNCA TUVO NOVIO

 

 

 

 

Ayer por la tarde, cuando el sol se hundía

Entre convulsiones de llanto y de tos,

Desde una casita de un barrio apartado

Surgió el eco triste de un último adiós.

La pobre obrerita que nunca en su alma

Sintiera una tierna caricia de amor,

Cual pálido lirio se fue marchitando

Esperando en vano perdió su esplendor.

 

Murió la paloma

Esclava de un sueño,

Que siempre en la reja

La han visto esperar,

Al hombre que, acaso

Su almita soñara,

Sin tener la dicha

De verlo llegar.

 

Se fue murmurando su enorme desdicha

Pensando en un novio que nunca llegó,

Llevaba esculpida en sus negras ojeras

La huella profunda de lo que sufrió.

Jamás en su reja, cubierta de flores

Oyó las endechas de un dulce cantar,

Y ha muerto soñando en un traje de novia

Que nunca ha podido su busto adornar.

 

Letra : Carlos Pesce  (Carlos Ángel Pesce)

Música : Agustín Magaldi – Pedro Noda

 

Grabado por Agustín Magaldi con acompañamiento de guitarras. (sello Music-Hall, 1931)

 

 

AtrásMenú Principal