LA LOBA

 

 

 

 

Los cuarenta inviernos

Los lleva en arrugas,

Esa mujer indomable

Que el bajo recogió.

Su turbio pasado

Va escrito en sus ojos,

Que parecen despojos

De un algo que brilló.

 

Nadie conoce su vida turbia

Ignoran todos su desconcierto,

Carne de arroyo, no tiene cuna

Toda choza es su puerto.

Llevando al hombro su desventura

Busca en la noche, quizá qué estrella,

Y es hoy su vida, sin fe ni huella

Hosca y fría como el dolor.

 

Cuando la luna refleja

Su luz de plata en el río,

Como una sombra, parada está

Desvariando y gimiendo.

Es esa loba taimada

Que ansía en su desencanto,

Hallar aquella hija que ayer

Ella hundió en el placer.

 

Con fiebre de bruja

Recorre las calles,

Esa mujer indomable

Que la vida enlodó.

Se ahoga en la angustia

¡Ni un recuerdo evoca!,

Que su pena de loca

La ternura mató.

 

Letra : Vicente Planells del Campo

Música : Oscar Cianciarulo

 

 

(partitura año 1952, colaboración del amigo Martín Lértora. 08-2010)

 

 

AtrásMenú Principal