LA CASA DE RENATA

 

 

 

 

Entre las veredas

De la calle Maza,

Sordas hojas secas

Cerca del zaguán,

Bailan en las notas

De cielos violetas,

Afilando esquinas

Con la calle Inclán.

 

Barrio de Boedo,

De minas, de taitas.

La eterna poesía

De Homero se va,

Entre los balcones

Que lloran el tiempo,

De relojes lentos

Por tanto yirar.

 

De su puerta abierta

Permanente y clara,

Se escapó un suspiro

De su bandoneón.

Mientras la sonrisa,

Fresca, de Renata,

Dibujó un “Buen día”

Sombreado de sol.

 

En breves remansos

Del jardín florido,

Un rincón de tango

Que durmió en mi voz.

Dejó en las baldosas

De la calle Maza,

Tu risa, Renata,

Tu tango y tu amor.

 

Letra : Mariano Canegallo

Música : Carlos Pazo  (Carlos Julio Pazo)

 

 

AtrásMenú Principal