JAMÁS PODRÁ SER

(vals)

 

 

 

Las noches de luna bien saben que te amo

Porque suspirando me oyen pronunciar,

Tu nombre querido mientras con las manos

En el viejo piano desgrano este vals.

Lo saben las aves, las flores y el viento

Saben las estrellas que sufro por vos,

Porque voy cantando y hacia el firmamento

Van mis sentimientos camino de Dios.

 

Te quiero...

Y sin embargo en vano,

Tu amor sigo soñando

Tu amor, que es mi dolor.

Te quiero...

Pero a pesar de todo,

No encuentro de qué modo

Confiarte mi pasión.

 

Te quiero...

Con el querer más puro,

Que acaso nadie pudo

Brindarle a una mujer.

Mas muero

Hundido en el quebranto,

Al ver que amando tanto

No me has de comprender.

 

Testigo es el alba cuando el sol aflora

Junto con las sombras del atardecer,

Testigo es el trino del zorzal que llora

Al saber que nunca, este amor podrá ser.

Las verdes llanuras pintan de esperanza

Ignoran las penas que conmigo están,

No saben acaso, que en las aguas mansas

Del arroyo largo mis sueños se van.

 

Letra y música : Francisco Miguel Eguiguren

 

Grabado por Argentino Ledesma con el acompañamiento de la orquesta de Jorge Dragone. (1972)

 

 

(letra obtenida de la grabación)

(colaboración enviada (grabación) por el amigo Amado Lafuente. 09-2011)

 

 

AtrásMenú Principal