EL CARTERO

 

 

 

 

Agobiado bajo el peso de su carga de papeles,

Portador de la alegría como también del dolor,

Va golpeando en cada puerta donde acaso, de sus manos

Llegue el bálsamo que calme la ansiedad del corazón.

 

Pone término al silencio prolongado de la ausencia,

Cuántas veces la tragedia o la dicha motivó,

Ese sobre diminuto que con tanta indiferencia

A la madre o a la novia, ignorando le entregó.

 

Cartero...

Tu golpear tan conocido

En la puerta o el zaguán.

Cartero...

Va dejando en cada pecho

Un latido de ansiedad.

 

Una tarde le entregaste

A mi pálida vecina,

Una carta, que sus manos

Temblorosas, recibió.

Al leerla vi en su rostro

Que dos lágrimas rodaron,

Y detrás de su ventana

Para siempre se ocultó.

 

Recitado:
Yo también te esperé un día, yo también viví en suspenso

Del llamado que calmara esa angustia de esperar,

Y pasaron muchos años y aunque yo vivo soñando

Algo de adentro me dice que muy pronto ha de llegar.

 

Y es por eso cuando pasas, sin detenerte en mi puerta

Yo te miro con tristeza y te quiero preguntar,

Si acaso no has olvidado, en tu valija de cuero

Esa carta que yo espero, por mi bien o por mi mal.

 

Letra : Horacio Delamónica  (Horacio Agustín Delamónica)

Música : Héctor Palacios  (Héctor Eloy Eguía Palacios)

 

Grabado por Héctor Palacios con acompañamiento de guitarras.

 

 

(letra obtenida de la grabación)

 

 

AtrásMenú Principal