DESTINO DE TRAPO

 

 

 

 

Ayer recorriendo mi vieja barriada

Cargado de penas porque te encontré,

Y al verte en el suelo, pelota olvidada

En vez de patearte, fui y te acaricié.

Has sido la vida de los pibes pobres

Que nunca tuvieron ninguna mejor,

Pelota de trapo que no vale un cobre

Que cosió mi madre con pena y amor.

 

Pelota de trapo, de alma callejera

Que ignora de jueces, de córner y “orsay”,

Recuerdo aquel pibe, mi gran compañero

Lloraba el suburbio su triste final.

Pelota de trapo, de alma callejera

Recuerdos lejanos que no volverán.

 

Y el pibe mimado que ni te tocaba

Por miedo a mancharse la punta ´el botín,

Si vieras entonces qué rabia me daba

Hoy es directivo de no sé qué team.

Como esa pelota humilde he nacido

La vida nos hizo un purrete sin flor,

Destino de trapo, el tuyo y el mío

Y hoy, de frente estamos, tirados los dos.

 

Letra : Armando Laveglia

Música : Raúl Fernández Siro  (Raúl Bernardo Fernández)

 

Grabado por la orquesta de Francisco Canaro con la voz de Alberto Arenas. (1948)

 

 

(letra obtenida de la grabación)

 

 

AtrásMenú Principal