CHAU REYNALDO

(La muerte del violín)

 

 

Se van las horas y los días

El tiempo siempre es el ayer,

Y en la neblina de las cosas,

Deshoja el tango, como una rosa

Lo que se fue...

 

Te evoca todo en este otoño

La tarde quieta, el alba gris,

Hay un ayer que se silencia,

Tras el solo de tu ausencia

Murió el violín...

 

Rotas armonías de ese ayer

Afinan al saber que te has callado,

Cuántos son los rostros que no están,

Las voces que se van

De nuestro lado.

Ruedan por un alba de amarguras,

Marchitas partituras

Del corazón...

Chau, Reynaldo, tu violín,

Hoy suena en el confín

De un tiempo que es adiós.

 

Se van las horas y los días

El tiempo siempre es el ayer,

Y en un paisaje hecho de brumas

- Voz de nostalgia - el tango exhuma

Lo que se fue...

 

El arco gime en este otoño

Llora la cuerda un llanto gris,

Hay un ayer que se silencia,

Tras el solo de tu ausencia

Murió el violín...

 

Dedicado por sus autores al violinista Reynaldo Nichele.

 

 

Letra : Ricardo Ostuni

Música : Osvaldo Requena  (Osvaldo Francisco Requena)

 

Grabado por Carlos Cabrera con el acompañamiento de  Osvaldo Requena en piano y Pablo Agri en violín.

 

 

(letra obtenida de la grabación)

(colaboración enviada por el amigo Luciano Londoño López desde Colombia

por una cortesía de su autor, el Sr. Ricardo Ostuni. 03-2010)

 

 

AtrásMenú Principal