...Y UN DÍA MÁS

 

 

 

Hoy no estás... Todo acabó...

Fue fugaz tu amor como un suspiro,

Me vi en el cielo, sintiendo en un segundo tu pasión

Y en un segundo en el abismo...

Preciso amar... Y esto es lo cruel...

Encontrar tus besos... ¿Pero dónde?

Y aunque en mi angustia

Lloro y llamo, grito y clamo con tu nombre

Tú no me escuchas ya...

 

... Y un día más... Sin ver tus ojos

... Y un día más... Sin ver tu cara,

Sin escuchar tu voz, sin darte un beso

Y el corazón en llamas...

Rondando como un loco por mi cuarto

En esta soledad... ¡Te espero, amada!,

Como el que espera a Dios frente a la muerte

Para poder así... salvar su alma...

Y un día más... con las pupilas

Y el corazón abierto de ansiedades,

Con las manos en cruz... ¡Así te espero!

¡Por Dios, regresa hoy... mañana es tarde...!

 

Muere el sol tras el cristal

Y otra vez la lámpara rutila,

Sigue cerrada la puerta donde tú dijiste adiós

Y en el reloj... se va mi vida...

Te adoro más... ¡Y esta es mi cruz!

Aferrarme a ti, muerta y ausente,

Y mientras lucho

Por amarte o arrancarte de mi mente,

¡Quién sabe tú qué harás...!

 

Letra : Héctor Marcó  (Héctor Domingo Marcolongo)

Música : Enrique Mario Francini

 

 

(colaboración enviada por el amigo César, desde la R. O. U., 08-2009)

 

 

A “Letras”   A “Autor”   Menú Principal