HIJOS DE NADIE

 

 

 

Son hijos de nadie, náufragos del mundo

Jamás conocieron, cariño ni amor,

Sin cuna, sin techo, como vagabundos

Errantes caminan, consigo el dolor.

¿Qué vida vivieron? ¡De desheredados!

¿Qué besos paternos sus frentes besó?

Ni nombre ellos tienen, viven olvidados

De padre egoísta y mujer que pecó.

 

Cuántos hay de ellos, que viven muy tristes

Meditando siempre, quién los engendró,

Sin tener la dicha de poder saberlo

Y decirle: “¡Padre! ¿Por qué me olvidó?”

“¿Por qué no me ha dado un nombre, siquiera

si yo he sido el fruto de su propio amor?”

¡No sea cobarde!, Conozca a su hijo

Que sufre en la vida, vergüenza y horror.

 

Son hijos de nadie, que purgan las culpas

De hombres de plata, que fingen amar,

Cayendo en sus garras, muchachas ilusas

Que siempre han soñado con un bienestar.

Promesas mentidas, que llevan al crimen

De hacer abandono a un hijo real...

¡Oh, seres infames! No dejen sin nombre,

No entreguen al hijo a vil orfandad.

 

Letra : José Fernández Perrusine  (José Fernández)

Música : Juan Maglio “Pacho”  (Juan Félix Maglio)

 

 

AtrásMenú Principal