HERMANA ELADIA

 

 

 

 

Vibró tu corazón bajo este cielo

Que fue inspiración a la medida,

De cada canción hecha susurro

Latiendo en la bruma amanecida.

 

Tu vuelo de alondra enamorada

Cruzó los umbrales de la vida,

Dejaste la impronta de tu historia

En esta Buenos Aires que no olvida.

 

Hermana de rumbos, hoy mi copa

Desangra su vino entristecida,

Mi verso anónimo te nombra

Y busca habitar tu voz perdida.

Nostalgia de versos en el eco

Callado de la noche conmovida,

Un juego de sombras te recuerda

Mirando hacia el Sur en tu partida.

 

Invierno, regresa la llovizna

Que moja tu lámpara encendida,

Y un viento que sopla, alma adentro

Deshoja tus rimas florecidas.

 

Acuna el misterio de la noche

La calma de la calle adormecida,

Y siento que tu ángel me acompaña

En esta ciudad que no te olvida.

 

Letra : Norma Ester Montenegro

Música : Héctor Vénnera  (Héctor Darío Vénnera)

 

 

AtrásMenú Principal