ENTRADA LIBRE

 

 

 

Enfermo del mal de amor

La esperanza perdida,

Y herido mi pobre corazón...

En el juego fascinante

Busco alivio a mi amargura;

Y me entrego a la ventura

Del azar desconcertante,

La timba ya está formada,

Y es libre la entrada

Para el jugador.

 

Y junto a la verde carpeta

Mis negros pesares ahuyento,

Y viendo girar la ruleta

Confuso y mareado me siento.

Entrego al azar de una jugada

Mis anhelos, mi fe y mi esperanza,

Y mi alma se siente arrebatada

Por un vértigo mortal.

 

Al monte, la guitarrita

Y al póker, me juego y me pierdo,

Mi pobre capital...

Y en la fiebre de ese instante

Me ciega el brillo del oro;

Y en obsesión delirante

Voy en pos de ese tesoro,

Y mientras pasa la noche,

Me lanzo al derroche

Con ansia fatal.

 

Juego al tres

Y sale el veintidós,

Entonces juego al dos

Y gana el treinta y tres.

Y en mi loca ilusión

Me quiero desquitar,

Y acabo por jugar

Mis prendas y mi honor.

 

Y al despuntar la alborada

Sonriente y rosada,

Que anuncia la gloria de vivir...

No hay en mi bolsa vacía

Ni una moneda tan sólo;

Y arrastro la pena mía

Hasta mi pobre cotorro,

Y al verme solo en mi nido,

Tan triste y fundido

Quisiera morir.

 

Letra : Rodolfo Sassone

Música : Luis Teisseire

 

 

(partitura, colaboración del amigo Aurelio Puccini. 02-2009)

 

 

AtrásMenú Principal