EL CISNE

(vals)

 

 

En un lago cristalino

Hacia la orilla costeando,

Un blanco cisne nadando

Del lago, dueño y señor.

Llega hacia el bosque vecino

A saturarse de aroma,

Porque espera a su paloma

Para una cita de amor.

 

Como hace rato que espera

Ya la impaciencia lo inquieta,

Por la paloma coqueta

Que a la cita no llegó.

Y abriendo sus blancas alas

Medita el cisne arrogante,

¿Será verdad que otro amante

su cariño me robó?

 

Pero después de un momento

Desde la vecina loma,

Se ve llegar la paloma

En un vuelo señorial;

Y como el cisne pregunta:

“¿Dónde te has entretenido?”,

Contesta: “Con mi querido

a la sombra de un sauzal”.

 

“Qué es lo que has dicho paloma

que bien no lo he comprendido,

has hablado de un querido

y te olvidas quién soy yo”.

De pronto el cisne, celoso

Muy enceguecido acaso,

De un terrible picotazo

A su paloma mató.

 

Cargó a su presa en el pico

Y allá, en el lugar más hondo,

Fue a sumergirse hasta el fondo

Del lago, dueño y señor.

Desde entonces en la noche

Cuando todo está dormido,

Se oye, del cisne, un gemido

Es porque llora de amor.

 

Letra y música : Antonio Anselmi

 

 

AtrásMenú Principal