DOS VÍAS

 

 

 

Para alejarme de vos, di mi boleto

Y empujé cada segundo de este tren,

Echar a  andar, huir de prepo

Lo que viene nos muda sobre el riel.

 

Fotos nuevas se guarecen en mi espalda

Son promesas partiéndome la frente,

Y ves la gente, con la espera como caras

Convidadas de sol y trazos verdes.

 

El mar es esa piel que lame el viento azul,

O inmenso trago al sur que esconde

El duende de tu nombre,

Sin cómo y para qué

Lo que queda ofrendándose en su borde.

 

Si el mar es sin ciudad,

No hay puerto adónde ir,

No alcanza con lo tibio de la arena...

Prefiero ese rincón

¡Que sobra tanta luz!,

Los tangos como alcohol, la luna tensa...

 

Abrigado de una noche impostergable

En regreso a la herida de lo mismo,

Inmune de razón y de verdades

Reseco de sabor y de heroísmo...

 

... Volví al andén, al tren, a tu secreto

Bebido en tu garganta, mi ciudad,

Iré por vos, por ella y mucho más

Siempre antes que el destino vale el reto.

 

Letra : Pablo Somma

Música : Roberto Fonseca

 

 

AtrásMenú Principal