DOS LADRONES

(canción)

 

 

Hay tres cruces y tres crucificados

En la más alta, al medio, El Nazareno,

A un costado, lloraba el ladrón bueno

Rogándole el perdón de sus pecados.

 

El rostro torvo, dientes apretados

Mascaba el ladrón malo, el duro freno,

El odio y destilaba su veneno

Con los rencores de los condenados.

 

¿No sos hijo de Dios?, Dale, salvate,

Sos Rey de los Judíos, arreglate,

¿Por qué no te bajás?, Dale, sumiso...

 

Jesús ni se inmutó y así, en un hilo

Le dijo al ladrón bueno: “Está tranquilo

que hoy partirás conmigo, al Paraíso...”

 

Letra : Jorge Otero Pizarro

Música : Edmundo Rivero  (Leonel Edmundo Rivero)

 

Grabada por Edmundo Rivero con acompañamiento de su guitarra. (sello Phillips, 1978)

 

 

(letra obtenida de la grabación)

(colaboración enviada por el amigo Amado Lafuente. 01-2009)

 

 

AtrásMenú Principal