DEBÍ

 

 

 

 

Un aroma lejano me volvió a aquel patio,

Con los ojos cerrados se apareció el ayer,

Y entonces comprendí que estaba tan desnudo

Buscando en el pasado lo que no pudo ser.

 

Estoy en la vertiente sin más que la osamenta

Pariendo el infortunio de no querer beber,

El licor que ofrecían tus labios a mi boca

Y el fuego que escondías debajo de tu piel.

 

En el zaguán del tiempo quedaron tantas cosas

Que ahora mi memoria las vuelve a traer,

Me trae los perfumes, tus ojos y tu risa,

Me trae todo aquello que no quise tener.

 

Debí estar tan ciego para no ver que eras

El eslabón perdido entre el hoy y el ayer,

Debí ser tan tonto dejando que te fueras,

Debí, debí quererte, pero no pudo ser.

 

Letra y música : Juan Carlos Martínez

 

 

(colaboración de su autor, el amigo Juan Carlos. 02-2010)

 

 

AtrásMenú Principal