CAMINO DE BUENOS AIRES

 

 

 

Yo recuerdo la mañana, que llegaste ilusionada

En aquel vapor tan grande que de Francia te llevó,

Y tu bagayo era el ensueño reflejado en tu mirada

Tu mirada dulce y pura, que muy pronto se enturbió.

Yo lo sé que fuiste buena, pero un día, francesita

En la historia de tu vida, indeleble, se grabó,

La miseria despiadada hizo nido en tu casita

Y caíste sin saberlo, en las manos de un patrón.

 

Te pintó los paraísos

De un país desconocido,

Donde dijo que tendrías

Mucha plata pa´ mangar.

Y el camino a Buenos Aires

El camino maldecido,

Tu silueta de engañada

Como escarnio, vio pasar.

 

Fue muy rudo el desengaño al saber que te esperaba

Una vida de injusticia que tu mente ni soñó,

El fantasma de la infamia, sus tentáculos cerraba

Y en los mares de la angustia, tu quimera naufragó.

Y en la pública subasta, como res que va a la feria

Así fuiste, pobrecita, donde un caften te arrastró,

Mientras tanto tu viejita, se ha quedado en la miseria

Aun espera los mendrugos que el canalla le ofreció.

 

Como vos, muchas mujeres

Engañadas que llegaron,

Y que como vos, soñaron

Un edén artificial.

Hoy son flores deshojadas

Sin amor, hogar ni ritmo

Pasionarias del abismo

Por un caften criminal.

 

Letra : Luis Rubistein

Música : Francisco Pracánico

 

Grabado por Carlos Dante con acompañamiento de guitarras. (sello Electra, 1928)

 

 

(letra obtenida de la grabación)

(colaboración enviada por el amigo Amado Lafuente. 02-2009)

 

 

A “Letras”   A “Autor”   Menú Principal