TUYO SOY

 

 

 

No es tan sólo, el cielo de tus ojos,

Ni el mirar de tus pupilas

Que me embriagan de emoción.

Es el fuego ardiente de tus labios, corazón,

Que tiemblan al besarme

Cuando me dan tu amor.

 

Dios bendijo un día, mi destino,

Al ponerte en mi camino

Y ofrecerme tu pasión.

Por eso nuestras almas van unidas,

Y serás por siempre mía

Dueña de mi corazón.

 

Tuyo soy...

Desde aquel momento hermoso,

Que al embrujo de tus ojos

Palpitó mi corazón.

Tuyo soy...

Desde el instante sincero,

Que al confesarte: ¡Te quiero!

Hizo nido nuestro amor.

 

Tuyo soy...

Porque así lo quiso el cielo,

Y tu amor es mi desvelo

Y mi esperanza de vivir.

Tuyo soy...

Pues nací para quererte,

Para amarte hasta la muerte

Para amarte hasta morir.

 

Letra y música : Miguel Ángel Otero

 

 

AtrásMenú Principal