TANGO DE RENACER

(1980)

 

 

Me voy muriendo un poco cada día

Y no sé todavía mi papel,

Hacer esta comedia es ir dejando

Pedazos de uno mismo, al ir actuando.

Me estoy muriendo tanto por la vida

Que tengo el esqueleto a flor de piel,

Me mata que el amor se vuelva piedra

Y el alma pueda en ella tropezar.

Me matan los recuerdos, los olvidos,

Los días que se van como han venido,

Los días que no van a descontarme

Para que juegue el tiempo adicional.

 

Pero no. No será como en el tango

Y no pienso entregarme sin luchar,

Todavía me quedan estas uñas

Gastadas por la vida,

Pero uñas al final.

Todavía me quedan las mañanas,

Me quedan estas ganas

De ser y no aflojar.

 

Si es cierto que me muero cada día

Que no quedan boletos de volver,

También sé que renazco en cada aurora

En cada beso nuevo, a cada hora.

Y tengo la palabra a flor de labios

Y tengo el corazón sobre la piel,

Renazco en el amor que no es de piedra

Que incita con sus alas a volar.

Renazco en las nostalgias del mañana

Los días que encuentren con mis ganas,

Me voy naciendo al fin de cada muerte

Y hoy juego mi partido de ganar.

 

Letra : Roberto Selles

Música : Hugo Pardo

 

 

AtrásMenú Principal