TAL VEZ DESPUÉS

 

 

 

Mirame a los ojos, no temas y hablemos

Y después, si hay dudas, se van a aclarar,

Vos nunca entendiste cuánto yo te quiero

Y fue por mi culpa, no supe mostrar.

No digas que es tarde porque no lo sientes

Tus ojos me dicen que no es la verdad,

Por eso te ruego, mirame y hablemos

Quiero que despiertes a la realidad.

 

Tal vez después

Comprenderás todo el amor que hay en mí,

Tan sólo así

Sabrás, mi bien, que mi cariño es para ti.

Jamás habrá

Fuerza capaz para matar ese cariño,

Tan sólo Dios

Con su saber, lo ha de lograr,

Tan sólo Dios, sabrá si debe separar

Tan sólo Dios y nadie más.

 

Te acosan las sombras de oscuros fantasmas

Te ciegan los celos y dudas de mí,

Si abrieras mi pecho entonces sabrías

Cuánto es el cariño, que siento por ti.

Cerrale las puertas a vanos desvelos

Abrí tu ventana al sol del amor,

Entonces la risa, volverá a tus labios

Y serás la rosa, perfume y color.

 

Letra : Roberto Bazán  (Bernardino Héctor Salomón)

Música : Mario Marmo  (Ángel Mario Marmo)

 

 

AtrásMenú Principal