QUÉ CORTO TE QUEDASTE

 

 

 

Qué corto te quedaste... Discepolín

Con lo que anticipaste, para el dos mil,

Qué corto te quedaste, si esto es el fin

El mundo es “cambalache”, multiplicao por mil.

 

Qué suerte que no viste, toda esta corrupción

Y que te fuiste a tiempo de la desolación,

Hoy te afanan y te violan, en un avión

Incesto, mafia y coima, terrible comunión.

 

Qué suerte que no viste, toda esta destrucción

No nos salva ni un ovni que venga de Plutón,

Menos mal que nos queda un poco de ilusión

La poesía y las ganas de ser algo mejor.

 

Si empiezan otra guerra, no servirá el fortín

No habrá más bayonetas ni hará falta el clarín,

Si empiezan otra guerra, atómica será

Y piantará el planeta, para la eternidad.

 

Menos mal que nos quedan: la música, el amor

Un cacho de esperanza y un recuerdo de Dios,

Qué corto te quedaste... Discepolín

El mundo es “cambalache”, multiplicao por mil.

 

Letra : Eduardo Marrazzi

Música : Sonia Ursini

 

Grabado por la orquesta “Color Tango” con la voz de Eduardo Espinoza.

 

 

(letra obtenida de la grabación)

 

 

AtrásMenú Principal