NO PUEDE SER    (II)

 

 

 

No admito tu llanto ni acepto tu pena

Cansado me tiene tu eterna ambición,

Si yo he sido bueno, por qué esta condena

Que es como una afrenta y una humillación.

 

Yo te justifico todo lo que has hecho

Como inexperiencia o debilidad,

Y hoy en el tormento, dentro de tu pecho

Se clava angustiosa, mi cruda verdad.

 

Sola y sin fe, pude evitar

En la inquietud, de mi dolor,

Surgir de sombras que apretaron a mi vida

Y en franca senda, llegué a triunfar.

Ante tu acción de deslealtad

Con voluntad llegué a olvidar,

Ya se despejaron las tinieblas

Que viví por tu maldad.

 

Inquieto he vivido, mil veces por día

Te he visto en mis sueños como una obsesión,

Sé que lentamente, partiendo seguía

En este delirio de mi exaltación.

 

Hoy que has venido para recordarme

Dichas y alegrías de aquel buen ayer,

Y a pesar que llores, ya no te perdono

Pues muy bien comprendo, que no puede ser.

 

Letra : Julio Jorge Nelson  (Isaac Rososfky)

Música : Marcos Larrosa y Juan Carlos Howard

 

Grabado por la orquesta de Francisco Canaro con la voz de Ernesto Famá. (04-09-1935)

Grabado por la orquesta de Rodolfo Biagi con la voz de Alberto Lago. (03-12-1941)

 

 

(letra obtenida de la grabación)

 

 

AtrásMenú Principal