LAS MANOS DE MALENA

 

 

 

Yo te evoco en un tiempo de farol en la esquina

Un tiempo que juntaba corralón y almacén,

Y el barrio compadreaba con perfume a glicinas

Y encendía el otoño su luna a querosén.

 

Después tu adolescencia, Porto Alegre morena

El samba alucinante y el tango seguidor,

La vieja Buenos Aires del patio de la escuela

Y aquel Brasil ardiente de tabaco y alcohol.

 

Malena...

Yo me aprendí tu historia en tus manos que hablaban

En tus manos nacidas, para entibiar amor,

Tus manos que reían, tus manos que lloraban

Con un mensaje blanco de paloma y de flor.

 

Yo aprendí de tus manos, que la vida lastima

Tus manos que cantaban más hondo que tu voz,

Y aprendí que los sueños, duelen como una espina

Cuando agitaste el blanco pañuelo del adiós.

 

Letra : Néstor César Miguens  (Celestino Miguens)

Música : Roberto Palmer  (Jorge Roberto Paglia)

 

 

AtrásMenú Principal