LA MADRECITA

 

 

 

Muy pebeta te engrupieron

Y después te abandonaron,

Con el peso de tu culpa

Sola al mundo te largaron.

Te miraban con desprecio

Y ya nadie saludó,

A la pobre muchachita,

Que tan piba se encontró

Convertida en madrecita.

 

En tu corazón,

Sólo un cariño guardaste escondido.

Toda tu ilusión,

Vos la pusiste en el pibe querido.

Su amor te impidió

Que a otros amores tu pecho entregaras,

Y tu hijito es

El sólo ser, que en el mundo querés.

 

Cuando estás en la milonga

Confundida en una orgía,

Cuando el humo de las copas

Toda la frente domina,

Vos fingís encurdelarte

Pero es falso tu reír,

Tu recuerdo se ha clavado

En la cuna del “gurí”

Y pensás: ¿Habrá llorado?

 

En el cabaret,

Todos conocen tu historia de pena.

Para todos sos

La madrecita más santa y más buena.

Pero vos temés

Que cuando el pibe comprenda la vida,

Al saber quién sos

Sienta vergüenza y reniegue de vos.

 

Letra : Manuel Romero

Música : Enrique Delfino  (Enrique Pedro Delfino – Delfy)

 

 

A “Letras”   A “Autor”   Menú Principal