LA DE LOS OJOS TRISTES

 

 

 

Un bandoneón grita:

“¡Alerta, muchachos!”

La orquesta nos dice:

“A bailar”.

 

Mi pecho es la clave

De un son que no existe,

Me nombran, quién sabe

Pues mi pobre Elvira

La de los ojos tristes,

Que hoy desde el cielo

Mató a mi corazón.

 

No me despierten

Si sueño, muchachos,

Bailemos

Que un tango es amor.

 

Caravana de arlequines

Somos todos en la vida,

Que enredados

A un amor que nos domina,

En un tango

Nos queremos redimir.

 

Noche quieta, luna clara

Labios rojos que quemaban,

Ella atrajo a mi cariño

Y yo soñaba,

Pero un día

La sentí morir.

 

Letra : Héctor Marcó  (Héctor Domingo Marcolongo)

Música : Edgardo Donato  (Edgardo Felipe Valerio Donato)

 

Grabado por la orquesta de Miguel Caló con la voz de Luis Tolosa. (14-12-1944)

 

(letra obtenida de la grabación)

 

 

A “Letras”   A “Autor”   Menú Principal