LA BIBLIOTECA

 

 

 

Son las doce y va cayendo

La gente bien preparada,

Y las minas contratadas

Esperando el tango están.

El salón bien adornado

Con bombitas de colores,

Y ramilletes de flores

Que perfume nunca dan.

 

La orquesta se compone

De dos violines y un piano,

Y un bandoneón baqueano

Que la sabe muñequear.

Las mesas bien manteladas

Mozos para el copeterío,

Y palco para el paterío

Que la quiera figurar.

 

Suelen caer al bailongo

El Zurdo López y su darique,

Que es papusa pa´ dar dique

Por su tren y su caché;

Julio Rodríguez y su Nena,

Maximito y su Princesa,

La italiana y la francesa rechipé;

Que aunque bien bailan con corte

Por su figura y su porte

Y cosas... que se les ven

Arrastran con la mozada,

Que anda media encurdelada

En las mesas del Moulin.

 

También cae a menudo

Un señor Pancho Zerbino,

Que es un criollo muy ladino

Y no las va de beguén;

Rivier, Márquez y Sarita,

Victorica e Irireta,

Buelita, Rodríguez Larreta y Don Ramón,

Y el solitario Teniente

Hombre muy inteligente,

Muy curdela y dormilón,

Que no le gustan los meneos:

Él sólo piensa en Morfeo

Y lo que dijo Calderón.

 

También hay algunos patos

Instalados en una mesa,

Con una botella de cerveza

Que a escote van a arreglar,

Y cuando pasa una mina

Bailando con un Quevedo,

Le hacen señas con el dedo

Para poderla tanguear.

 

Al terminar el bailongo

Se trenza el flaco Cardozo,

Con el Zurdo que es un coloso

En cuestiones de improvisar,

Y entre risas y carcajadas

Lo vieron al papá Matos,

Campaneándose a los patos

Que lo quieren amurar.

 

Letra : Pascual Contursi

Música : Augusto P. Berto  (Augusto Pedro Berto)

 

Según crónicas, está ubicado alrededor de 1917 y el mencionado “papá Matos”

sería el padre de Gerardo Hernán Matos Rodríguez.

 

 

A “Letras”   A “Autor”   Menú Principal