JUAN EL SERIO

 

 

 

¡No le quiso pegar...!

No era de él, castigar a una pollera,

Ni siquiera, cobrando una maldad.

Casi llega a amagar

Pero en vez de sacar el indio afuera,

Prefirió contenerse una vez más.

Envainando los filos de sus iras

La dejó que se fuera sin golpear.

Él no se iba a ensuciar...

Le dolía en el alma la perfidia

Pero supo aguantar.

 

Era un hombre muy hombre, Juan “el serio”

Hecho a todo rigor, pero en su ley,

Fue capaz de manear su brazo recio

Por no alzarle la mano a una mujer.

Aprendió a respetarlas en su vieja

Y jamás del respeto, se echó atrás,

Ni siquiera esta vez que una cualquiera

Ni a sí misma se supo respetar.

 

No pensó en perdonar...

Porque hay cosas que pasan en la vida

Que es difícil dejar así nomás.

Le dolió la maldad...

Sobre todo viniendo de una de ellas

A las que supo siempre respetar.

Si siquiera la cosa fuera entre hombres

Con qué ganas se hubiera desquitao...

Pero estaba de Dios...

Que debía tragarse sus rencores

Y quedar amargao.

 

Letra : Carlos Bahr  (Carlos Andrés Bahr)

Música : Armando Portier  (Armando Francisco Punturero)

 

 

A “Letras”   A “Autor”   Menú Principal