HAY ROSAS TODAVÍA

 

 

 

Este tango te saca de la noche

Donde andaba perdida tu mirada,

Con tu voz, con las chispas de tu risa

Se inventaron los muros de esta casa.

Yo dejé que creciera tu caricia

Jugué mi corazón sobre tu falda,

Y en medio de la vida, nos amamos

Velando la ternura desvelada.

 

Mujer, que por el tiempo me llevaste

Como lleva el otoño su neblina,

Lloré, a veces, encima de tu llanto

Y fuiste mi sostén cuando caía.

Mujer, yo te agradezco lo que hiciste

El vientre que le diste a mi semilla,

Dejame que imagine que aun hay rosas

En esta tarde de hojas amarillas.

 

Este tango es un poco aquel recuerdo

Que no quiso morirse en la distancia,

Cuando el sol de la tarde te alumbraba

Y la luna, en tu cuerpo, era la magia.

Esos años de a dos, no se perdieron

No vengo a reprocharle a la nostalgia,

Le canto a la mujer que siempre fuiste

Dejame que te besen mis palabras.

 

Letra : Roberto Díaz

Música : Reynaldo Martín  (Oscar Reinaldo Fritz)

 

Grabado por Reynaldo Martín con el acompañamiento del conjunto de Oscar De Elía.

 

 

(letra obtenida de la grabación, colaboración del amigo Gerardo Quilici. 07-2008)

 

 

AtrásMenú Principal