EL FLECHAZO

 

 

 

Fue en Palermo, la tarde caía

Con los últimos besos de sol,

Y a través de loca fantasía

Yo soñaba en un mundo de amor.

Y fue entonces que nuestras miradas

Se cruzaron como exhalación,

Y como una flecha envenenada

Tu mirada llegó al corazón.

 

Desde que sentí tu dulce mirar

Sólo sé sufrir, sólo sé llorar,

Vivo para ti, vivo para amar

Desde que sentí tu dulce mirar.

Fuiste para mí, la tierna ilusión

Que loca forjé, en mi corazón,

Vivo para ti, vivo por tu amor

Fuiste para mí, la tierna ilusión.

 

Mientras tanto y quién sabe dónde

Ibas tú en busca de otra pasión,

Sin saber que allí, sola en mi pieza

Yo lloraba mi desilusión.

Y es que el día, que nuestras miradas

Se cruzaron como exhalación,

Tú no viste que había en mis ojos

Una llama secreta de amor.

 

Letra : Juan Andrés Caruso

Música : Pacífico Víctor Lambertucci

 

(partitura, colaboración del amigo Aurelio Puccini. 02-2008)

 

 

A “Letras”   A “Autor”   Menú Principal