100 DE ABRIL

 

 

 

Es, en Buenos Aires, 100 de Abril.

La fecha es loca, pero es:

Tiene cien días cada mes,

Desde tu ausencia, o tiene mil.

Más de mil. Yo, ya lo sé.

 

Hoy, te escribo aquí, en nuestro café,

“Juncal y el Cielo...”, ¿Te acordás?

Todo era chico para vos,

Menos tus ansias de partir

Sin volver. Vos lo sabés.

 

Sentís, querida mía,

Hermana de Lo Lejos,

Que en todas las fronteras

Del tiempo estoy luchando

Provoco a los relojes

Y a muerte los peleo,

A veces ganan ellos,

Y a veces voy ganando yo.

 

No, yo viajo en viento

Y viajo en verso y vieras vos,

Los colectivos echan alas para mí

Y así viajar nunca podrás,

Por más boletos que tengás,

Por más echada para atrás,

La plata compra nada más

Que un pasajero ir y venir,

A ras del cero, pobre amor

Como vos, ¡Ay!. Como vos.

 

Sí, en Buenos Aires, para mí,

Los doce meses son abril,

Y cuatro otoños tengo yo

Desde tu fuga, o cuatro mil.

Tal vez más. Yo, ya lo sé.

 

Sé que en donde estés te alcanzará

Mi voz caliente, ¿No la oís?,

Desacatada voz, mi voz,

Que no te quiso despedir

Se calló. Vos lo sabés.

 

Sentís las soledades

Porteñas de este canto,

Tan dueño de mis penas,

Mi tango compañero.

Por eso y porque quiero

Lo canto preguntando:

¿Qué sol desesperado

alumbra tu regreso? ¡Ay!

 

No, no estás ahora

En este Sur que hermoseará,

Nuestra tristeza en rebelión

Que no entendés,

Y tantas cosas. Pero chau,

Que en el café van a cerrar,

Y afuera un poco entró a llorar

Y adentro un poco entró a llover.

Mi carta no te mandaré,

La sudestada la borró.

Como a vos, ¡Ay!. Como a vos.

 

Letra : Horacio Ferrer  (Horacio Arturo Ferrer)

Música : Juan Alfredo Sadi y Horacio Ferrer

 

 

AtrásMenú Principal