TESTAMENTO TANGUERO

 

 

 

Será marfil el viejo otoño,

La noche, al fin, dará las doce,

Mi corazón febril

Te llamará,

Ya sin razón

Ni voces...

 

Por rescatar perdidos nombres,

El callejón despertará,

Y el adoquín y el arrayán

Inventarán,

- Tal vez -

Tu soledad.

 

¡Un testamento!...

Te dejaré - muchacha mía -

Detrás del tiempo,

Las cosas simples del amor...

Mi cara gorda de arlequín,

Un bandoneón,

Y como un tango de perfil

Mi corazón...

Te dejo el alma de los techos

Porque fui eso,

Que habitó el cielo

De un gorrión...

 

Te dejo un mundo de nostalgias...

¡Lo que partió sin haber llegado!...

Y la canción que ayer

Te prometí,

Desde un rincón

Del barrio...

 

Viví en la fe de la esperanza

Que no pudimos descifrar...

Vos, aguantame

Che ciudad...

Voy a ladrarle a Dios...

Un poco más...

 

Letra : Cátulo Castillo  (Ovidio Cátulo González Castillo)

Música : Aníbal Troilo  (Aníbal Carmelo Troilo)

 

 

A “Letras”   A “Autor”   Menú Principal