LANZA CABRERA

(milonga)

 

 

Mi estimada Encarnación, esta carta te dirijo

Pa´ batirte el amasijo en que se halla tu gavión,

Desde aquí, de la prisión, no se olvida de su china

Bien sabés que no mezquina, un amor puro y ardiente...

Por junar perfectamente la condición de su mina.

 

Hace cosa de unos días, me ha sucedido un percance

China, no fue amargo el trance, fue a causa de la fulería,

En un “bondi” que venía, de correr la caravana

Sube un gil y una bacana, frente al mismo teatro “Apolo”...

Y al junar al gil tan “lolo”, me le prendí a la “sotana”.

 

Lo afané medio forzao y mi compañero Lucio, me dijo:

“¡El gil es sucio!”... al ver que se había cabreado,

“Ya será otario afanado”, fue ésta, mi contestación

Se escurre de sopetón, tanteándose la sotana...

Y ahí nomás me dio la cana, entregándome al botón.

 

Vieran visto qué aspamento, la gente se aglomeraba

Y yo, en tanto, protestaba, solo por lograr mi intento,

El bacán quería su “vento” y yo seguía impertinente

Diciéndole que era inocente, que fue una equivocación...

Que tuviera compasión de una persona decente.

 

El gil ya estaba engrupido y el botón me iba a largar

Cuando me vino a “junar” un “tira” de recorrido,

“Ahora sí que estoy metido”, dije: “Qué lanza cabrera”

Pero de cualquier manera, que no te cause aflicción...

Si salgo bien de instrucción, le di “espiro” a la cartera.

 

Cuestión de comerse un mes, hacé las cosas con pausa

Chamuyale al juez de causa, batile que hay interés,

Decile que disponés, solamente de un “canario”

Y si fuese necesario, le batís al Chino Pepe...

Le meta al gil un julepe, así desiste, el otario.

 

Evitame la censura, de la gentuza habladora

Demostrá que sos señora y me querés con ternura,

Yo estoy en esta amargura, con el escracho amarillo

Qué voy a hacer, soy un pillo, debo vivir entre rejas...

Traéme las ropas viejas, las pilchas y los cigarrillos.

 

Letra y música : Alberto Cosentino

 

 

AtrásMenú Principal