LÁGRIMAS ETERNAS

(vals)

 

 

Yo siento el invencible tramonto de la vida

Y busco de mis penas, romper el eslabón,

Pero el fatal recuerdo de la ilusión perdida

Clavando está sus garras, en mi sangrante herida.

Privado de aquel fuego de tus caricias tiernas

El funeral de mi alma lo veo comenzar,

Y he de seguir volcando mis lágrimas eternas

Hasta que ya no tenga, más llanto que enjugar.

 

Mi juventud perdí

Junto al dolor tenaz,

Y lejos ya me vi

Del ángel de la paz.

La alondra de tu amor

Calló su cantar,

Y mi corazón, esa canción

Viene a implorar.

 

El viento de mi angustia rugió con sus enojos

Y me preguntó, a solas, en mi desilusión:

“¿Quién es el marinero que en tus divinos ojos

pudo fondear las anclas de todos tus antojos?”

Por más que hayan besado tu boca inmaculada

Donde sembré el perfume de mi pasión ideal,

La huella de mis besos no quedará borrada

Porque ella simboliza, ternura espiritual.

 

Letra : Francisco Brancatti

Música : Francisco Lauro

 

 

AtrásMenú Principal